jueves, 10 de agosto de 2017

Ripper - I Concurso de microrrelatos "La cruz del Negro"

“Ripper”  
  by Chespirito

 24  de  Junio  del  año  de  Nuestro  Señor  Jesucristo  de  1880 .

Yo  MG  medico de  mi  querida  Carmona , escribo  esto como  testimonio  de  los  hechos  acaecidos  en  estos  últimos  y  oscuros  días. Poco  tiempo  es el  que  me  queda  ya en  este  mundo  y ya añoro mi bonita tierra , los  paseos  por  el  almendral
en  primavera , los  juegos  de  niño  en  la  Necrópolis , el  olor  de  la  tierra  mojada  en  invierno y  mi   familia.
Desde  el estrecho  ventanuco de  mi  cochambrosa  celda , veo un  inmenso  mar  amarillo  de  espigas  mecidas  por  la suave  brisa  en  la  fértil vega.
Ya  no  queda  temor  ni  resentimiento  en  mi  corazón , sé  que  voy  a  morir , el  garrote  me  aguarday espero  tener  fuerzas para  relatar  los  acontecimientos  que  me  han  llevado  a  este  penoso  final , pido  a  Dios  que  perdone  a  mis  verdugos ya que yo  no  puedo hacerlo.
Hace  ya  dos  meses  que  el  Príncipe ingles  llego  a   Carmona  para  alojarse en  el  alcázar del  Rey  Pedro de Castillacon su  comitiva  , más de  200 personas entre cocineros , soldados  y  hasta  un  afamado  cirujano , dicen  que  amigo  y  mano  derecha  del Príncipe . Cuentan que  de  paso  hacia  la  capital  de  Castilla  para  reunirse  con  la  regente  Doña  Cristina, la  cual  reclama  la  ayuda  de  nuestros  antiguos  enemigos  contra la invasora  Francia.
Todo  comenzó  una  mañana  dos días  después  de  que los  extranjeros  pisasen  Carmona . El  arrabal  de  San  Pedro , enjambre  de harapientos  y  famélicos  campesinos amaneció teñido  de  sangre. La  primera  muchacha  apareció semioculta  entre  los  desperdicios  de las chabolas . El  alguacil  Real  y  yo como médico del  pueblo no  podíamos  creer  lo  que  nuestros ojos  veían ,la  muchacha  apareció  espantosamente mutilada .Ella  fue  la  primera , pero llegaron muchas más, nadie  escapaba  al monstruo al que todos  empezaron a  llamar  el  destripador. El  terror se  apodero  de  la  ciudad. El  Alguacil  y  yo  sabíamos  que  no  podía  ser  una coincidencia   la  llegada  de  los  extranjeros  y  el  inicio  de  los  terribles   asesinatos  .La  gente  hablaba  de  un  carruaje  negro con coronas reales  en  las  puertas que  salía  por  la noche  del  alcázar . Desde  un  principio , desde la  primera  muerte  vi  que el  crimen  no  podía  haberlo  cometido  una  persona  normal , las  mutilaciones eran  perfectas y  a  conciencia , solo  un  cirujano muy  avezado  las  podía haber  hecho.
Mis sospechas se  lascomuniqué  al  alguacil  y  esta  fui  mi  sentencia  de  muerte , nunca  podrían  acusar  al  cirujano  del  Príncipe , y  solo había  otra  persona  con  los  conocimientos  para  hacer  lo  que  yo  plantee  ,  cave  mi  propia  tumba  , días  después de  la  última  muerte , me  detuvieron .
Mi  última esperanza era  que el maligno  asesino tuviese  tan  enferma  la  mente que fueseincapaz  de  parar  en  sus  correrías , pero tres  días  después  de  la  última  muerte vi  la  comitiva  real  bajando  por  la  calzada  romana camino de Córdoba , y  con  esta  visión sabía  que  todo  terminaba , tengo  claro  como  que  existe  Dios  que  este  demonio no  parara  de  matar .

No hay comentarios:

Publicar un comentario