domingo, 18 de junio de 2017

Una vida diferente - I Concurso de microrrelatos "La cruz del Negro"

Una vida diferente
 
Corre el 1976 en Angola;  un año de guerra en curso. 
 
Zetta y Joao son profesionales y viven modestamente en Luanda; pero las secuelas de la guerra los empujan a emigrar y lo hacen a través de la embajada cubana en unión de su hija Neusa de ocho años de edad.
 
Cuba es un país comunista lleno de penurias; pero nada les falta al matrimonio Ferrar; porque son extranjeros y gozan de algunos privilegios vetados a los cubanos; pero transcurren cuatro años y las prebendas se esfuman. Ahora Joao cobra en moneda nacional por su trabajo en el puerto habanero. El matrimonio no vive feliz en Cuba.
 
Llega la primavera y el mes de Abril, con los sucesos de la embajada del Perú, abre una vía de escape para los cubanos que buscan una vida mejor.
 
Ni Joao ni su mujer tienen familia en los Estados Unidos; pero quieren sumarse a la contienda. Enseguida, con algo de dinero y contactos, la familia Ferrar viaja desde el Mariel a la Florida, en un barco camaronero confundidos entre cubanos. 
 
Llegan a los Estados Unidos y los alojan provisionalmente en el Orange Ball de Miami. A la semana siguiente son trasladados a Virginia, porque no tienen a nadie en Miami. En Richmond encuentran lugar donde vivir y los tranquiliza el hecho de llegar al mejor país del mundo donde su hija tendrá un buen futuro. Desde su llegada trabajan muy duro en factorías de calzado, incluso, ganan horas extras para suplir los gastos de Neusa en la Universidad. La familia progresa poco a poco. 
 
Al cabo de algún tiempo su hija Neusa se casa con John Walter un afroamericano universitario como ella. En breve el matrimonio compra su casa muy cerca a donde viven sus padres.
 
Pronto la familia se multiplica con la llegada del primer nieto y hacen una fiesta por todo lo alto. El niño crece con mucho amor y buenos modales bajo el cuidado de sus abuelos.  El tiempo cabalga veloz y de repente llegamos al lunes 14 de noviembre del año 2016; día de la graduación, de Johnny, como maestro. Con solo veinte y dos años de edad es el orgullo de la familia.
 
Camino a casa Johnny hace una parada en el Virginia Business Bank para una transacción. Al mismo tiempo un pistolero irrumpe en el lobby con un arma en mano y grita: ─ ¡Al suelo, todos! ─ Enseguida el pánico se apodera de los empleados y clientes; pero una cajera astuta toca el botón de la alarma y varias patrullas de la policía acuden al sitio. Johnny, teme por su vida y la de los suyos. Entonces, logra escabullirse y sale corriendo hacia el auto donde la familia aguarda.
 
Hoy el pueblo de Richmond en Virginia está de luto. Las noticias dan por sentado la muerte, por error, de un cliente afroamericano a manos de la Policía durante el asalto bancario. En cambio, el pistolero escapa indemne de la escena

Iveluni

No hay comentarios:

Publicar un comentario